sábado, 23 de mayo de 2015

Helado de platano asado con salsa de caramelo salado

 Comenzamos con la temporada de helados, ya va apretando el calorcito y van  apeteciendo cositas frías  ¿verdad? así que este veranito me propuesto hacer un helado cada semana, pero sin repetir sabores para así ir probando algunos nuevos. El que os traigo hoy no va a dejar indiferente a nadie os lo prometo, es una delicia de helado hecho con plátano asado al horno y acompañado de una salsa de caramelo salado que combina a la perfección con el. A mi personalmente no me gusta mucho el plátano, es mas no suelo comerlo nunca (aparte de por que es una de las frutas que mas azúcar tiene y no puedo abusar de ella por mi diabetes), por que no me gusta demasiado la verdad, pero he de decir que esta combinación helada me ha encantado. digamos que el plátano al asarlo coge un sabor totalmente diferente y el toque de la mantequilla al fundirse con el azúcar le dan un gusto muy especial, ¡¡tenéis que probarlo¡¡ y ya me contareis que os ha parecido esa combinación de sabores en la boca. En casa a sido todo un éxito.
La receta original trituraba la mezcla del plátano asado mezclándolo con el resto de ingredientes y lo mantecaba en la heladera tal cual, yo he preferido hacerle de base una crema inglesa, ya que la yema de huevo que lleva esta le va a aportar al helado mucha mas cremosidad, por lo menos a mi me gustan mas así, pero  siempre podéis hacer la otra versión si andáis con prisa y no queréis entreteneros tanto en la cocina. Así que hay os dejo con la receta y espero que os guste.
 
INGREDIENTES:
 
Para el helado de plátano asado:
-1 plátano grande maduro.
- 2 cucharadas de azúcar.
- 15 g de mantequilla.
- 1 cucharada de zumo de limón.
- una pizca de sal.
- 400 ml de leche entera.
- 100 ml de nata de montar.
- 5 yemas de huevo.
- 150 g de azúcar.
- 1 vaina de vainilla.
- 37 ml de azúcar invertido.
 
Para la salsa de caramelo salado:
- 170g de azúcar.
- 120 ml de nata liquida para montar.
- 60 g de mantequilla.
- 1/2 cucharadita de sal.
 
 
ELABORACION:
Comenzaremos preparando la salsa de caramelo salado, (que no es mas que una salsa toffee con un puntito de sal), la cual ayudara a acentuar el sabor del caramelo, pero no esta para nada salado jejeje, eso si esta muy muy rico¡¡. 
 Una vez aclarado esto seguimos con la receta.
Ponemos el azúcar en un cazo y lo llevamos al fuego, dejamos que el azúcar se vaya fundiendo poco a poco y vaya tomando color vigilando continuamente para que no se nos queme. Removeremos el caramelo de vez en cuando con una cuchara de madera untada con un poco de aceite para que así el azúcar no se nos pegue en esta. Observaremos primero un caramelo mas bien rubio que se ira oscureciendo poco a poco, una vez alcance un color suficientemente dorado, añadiremos la mantequilla, dejando que se derrita por completo, removemos y apartamos el cazo del fuego. Agregamos entonces  la sal y la nata que deberá estar caliente ( bastaran unos segundos al microondas ) y la echamos con mucho cuidado (¡ ojo con esto que se puede bosar el cazo ¡) en dos o tres veces removiendo bien hasta integrar. Volvemos a poner al fuego removiendo hasta homogeneizar ( solo un segundo ya que sino corremos el riesgo de quemar el caramelo y nos amarguee ), la salsa terminara de espesar una vez enfrié. Lo pasamos a un recipiente y lo dejamos enfriar ¡ prohibido meter el dedo ehh¡¡ jejeje.
 
 
Ahora vamos con el helado.
Precalentamos el horno a 200º calor arriba/abajo, posición nº 3. Troceamos el plátano en rodajas de unos 2 cm de grosor y las mezclamos bien con las 2 cucharadas de azúcar y la mantequilla a trocitos pequeños, asegurándonos de que queden bien cubiertos. Los colocamos en una fuente apta para horno y lo metemos en el unos 40 minutos, a los 20 minutos de horneado le daremos la vuelta a los trozos de plátano para que se hagan por igual.
Una vez horneados los sacamos del horno y ponemos en el vaso de la batidora, eliminado el azúcar que se haya podido quemar para que no amarguee, añadimos el zumo de limón, la sal y reservamos.
Ahora haremos la crema inglesa poniendo la leche, la nata, 100 g de azúcar normal y 37 ml de azúcar invertido ( si no disponéis de el añadir 150 de azúcar normal ), en un cazo al fuego junto a la vaina de vainilla que habremos abierto y sacado las semillas. Dejamos hasta que hierba y apartamos del fuego para que infusione.
Aparte batimos las yemas de huevo con 50 g de azúcar hasta que la mezcla se vuelva blanquecina.  Retiramos la vaina de vainilla y con ayuda de un cucharon vamos añadiendo la leche infusionada en hilo y poco a poco a la mezcla de yemas con azúcar sin dejar de remover ( para que la yema no cuaje ). Una vez hayamos echado toda la leche a las yemas, ponemos todo en el vaso de la batidora junto al plátano asado y batimos bien.
Volvemos a ponerlo todo a fuego medio, sin dejar de remover hasta que la mezcla espese ligeramente, con cuidado de no cuajar la crema.
 
 
Pasamos el helado a un bol dejándolo enfriar primero a temperatura ambiente y una vez frio meteremos en la nevera mínimo unas 3 horas, luego mantecaremos el helado en la heladera, lo envasamos alternando capas de helado y salsa de caramelo salado y metemos al congelador.
Si no disponéis de heladera deberéis congelar la preparación y cuando haya pasado una hora, sacamos y batimos. repetir el proceso 2 veces mas.
 
 
 
 
 
 


miércoles, 20 de mayo de 2015

Tarta de frutas con crema pastelera y yema tostada

 
Esta tarta la hice para el cumpleaños de mi marido y de mi suegro que cumplen los años casi el mismo día. El año pasado le hice una a mi suegro la tarta botella de vino de fondant, la cual fue todo un éxito además de por que quedo preciosa y muy realista, por lo buenísima que estaba. Pero este año quería algo diferente, algo que fuese dulce pero a la vez refrescante e inmediatamente se me vino a la cabeza una tarta de frutas, pero no la quería con hojaldre, así que pensé que le iría bien un bizcocho de plancha bien calado con almíbar, relleno de dos capas de crema pastelera y una buena capa de yema tostada para cubrir la parte de arriba de la tarta, sobre la que pondría las frutas cortadas pintadas con brillo y los bordes bien cubiertos de nata montada. Pues bien este fue el resultado, una tarta tremendamente deliciosa, nada empalagosa y muy muy adictiva, queda avisado ehh¡¡. Es un poco laboriosa por que lleva muchos rellenos pero no es complicada de elaborar, así que os animo a que la hagáis y ya me contáis que os ha parecido. hay os dejo la receta.
 
INGREDIENTES (para una tarta de unas 12 raciones generosas):
 
Para la crema pastelera ( con estas cantidades cubriréis 2 capas de bizcocho ):
- 1 litro de leche entera.
- 4 huevos.
- 200 g de azúcar.
- 90 g de maicena.
- 2 cucharaditas de extracto de vainilla o 2 vainas de vainilla.
 
Para la yema tostada ( con estas cantidades tendréis para cubrir la base de la tarta ):
- 200 g de huevos ( 3 huevos tamaño "L" aproximadamente ).
- 200 g de azúcar.
- 90 ml de agua.
- 10 g de maicena.
 
Almíbar para calar el bizcocho ( para calar tres planchas de bizcocho ):
- 180 ml de agua.
- 180 g de azúcar.
 
Nata montada para decorar los bordes de la tarta (con estas cantidades sobrara ):
- 400 ml de nata ( mínimo 35% materia grasa ).
- 32 g de leche en polvo.
- 80 g de azúcar.
 
Bizcochos de plancha ( cantidades para una plancha de unos 32x28 cm aproximadamente la medida de la bandeja del horno):
- 3 huevos.
- La mitad del peso de los huevos de harina de repostería.
- El mismo peso de los huevos de azúcar.
 
Frutas para decorar nuestra tarta:
- Fresas.
- Kiwis ( amarillos y verdes ).
 
Para el brillo:
- 250 ml de agua.
- 4 cucharadas de azúcar.
- 1 sobre de brillo para tartas ( lo podéis encontrar en el lild ).
 
 
ELABORACION:
Comenzamos preparando la crema pastelera que deberá estar hecha con antelación para que este bien fría ya que si no no podremos rellenar nuestra tarta.
Calentamos la leche con las vainas de vainilla o el extracto lo que elijáis, dejamos hervir y apartamos del fuego tapando el cazo para que infusione y coja sabor. En un bol aparte mezclamos el azúcar con los huevos y la maicena disuelta en un poco de leche fría. Añadimos entonces la leche muy poco a poco en hilo y moviendo continuamente a la mezcla de los huevos para que no se cuajen. Una vez lo hayamos añadido todo lo volvemos a poner al fuego y calentamos hasta que cuaje sin dejar de remover. Dejamos enfriar la crema pastelera tapada con un film de manera que este toque la superficie de la crema para que esta no forme costra al enfriarse.
Una vez hecho esto prepararemos el almíbar, ponemos el agua y el azúcar en un cazo al fuego y llevamos a ebullición durante 1 minuto. Apartamos del fuego y dejamos enfriar ( llegado a este punto podéis aromatizar el almíbar con lo que queráis: zumo de frutas, esencias, piel de cítricos, ron.. yo no le puse nada).
 
 
Una vez tengamos esto listo preparamos los bizcochos que se harán en un santiamén jejeje.
Ponemos el horno a precalentar a 180 º y vamos preparando los bizcochos de uno en uno, podéis hacer cuantas capas de bizcocho queráis, yo en esta ocasión hice 3  bizcochos.
Pesamos 3 huevos sin cascara, pesamos la mitad de la cantidad de los huevos de harina y la misma cantidad del peso de estos de azúcar. Ponemos los huevos y el azúcar en el robot de cocina ( yo uso mi mum de Bosch ) y batimos hasta que queden bien montados ( tiene que quedar un masa blanquecina ), una vez bien montados añadiremos la harina tamizada y la incorporaremos a la mezcla manualmente con mucho cuidado y con movimientos envolventes.
Volcamos la masa sobre la bandeja del horno cubierta con papel de hornear y la estiramos con ayuda de una espátula o lengua dándole forma rectangular ( la masa debe quedar de un grosor finito ). Metemos al horno a 180 º posición nº 3, calor arriba/abajo, durante 12 minutos ( no mas ya que el bizcocho es muy fino y se hará rápido ). Sacamos del horno, le retiramos el papel de hornear con mucho cuidado y dejamos enfriar sobre una rejilla. Haremos los otros dos bizcochos de la misma manera.
 
 
Mientras se enfrían los bizcochos prepararemos la yema tostada, mezclando los huevos y el agua con la varilla manual despacio sin que forme espuma. los pasamos por un colador fino y ponemos la mezcla en un cazo al fuego. diluimos la maicena en un poquitín de leche ( muy poca¡¡) junto con el azúcar y lo añadimos todo al cazo. Calentamos a fuego medio hasta que espese como si fuera una crema pastelera, moviendo continuamente. Una vez lista, rápidamente la ponemos en un cazo al baño maría con hielo ( para evitar que se oxide y se ponga verde ), esta debe enfriarse muy rápido.
Una vez fríos los bizcochos pasamos a montar la tarta. Para montarla pondremos primero uno de los bizcochos sobre una base de cartón del mismo tamaño ( podéis encontrarlas en las grandes superficies mercadona, Carrefour e incluso en las tiendas de todo a 100 ), calamos bien el bizcocho con el almíbar que habíamos preparado anteriormente, rellenamos con una buena capa de crema pastelera que habremos metido anteriormente en una manga (para darle el mismo grosor al relleno por todos lados y proporcionarle estabilidad a nuestra tarta). Ponemos otro bizcocho encima, volvemos a calar con el almíbar y rellenamos con otra capa de crema. Colocamos encima de esta el bizcocho que nos queda, calamos con el almíbar restante y sobre el extendemos una fina capa de yema tostada, la espolvoreamos bien de azúcar y la quemamos con un soplete de cocina.
Cortamos las frutas que hayáis elegido y las vamos poniendo sobre la tarta ordenadamente. Ahora haremos el brillo, yo utilizo los sobres del lidl para tartas, solo tenéis que poner 250 ml de agua en un cazo junto a 4 cucharadas de azúcar y un sobre de brillo para tartas lidl, removemos bien hasta que el contenido del sobre este bien disuelto y llevamos a ebullición.
Extendemos el brillo con ayuda de una brocha por encima ( este paso tenéis que hacerlo con rapidez por que cuaja muy rápido ), una vez hecho esto montamos la nata, la cual deberá estar bien fría, añadiendo todos los ingredientes en la batidora, batimos con las varillas hasta que este bien montada.
Rellenamos la manga pastelera con ella y decoramos los lados de la tarta.
Esta tarta es muy importante que la conservéis en la nevera ya que tanto la crema pastelera como la yema tostada están hechas a base de huevos.
Espero que la disfrutéis ya me contáis como os ha salido.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
















jueves, 14 de mayo de 2015

Pan de molde integral. Receta paso a paso

  Esto de hacer pan casero engancha y mucho¡¡ creedme lo que os digo, una vez te adentras en el mundo panarra no existe otro pan que no sea el tuyo, es mas en mi casa ya hace bastante que no compramos pan, me organizo de manera para hornear pan una vez a la semana, hago un pan de un kilo aproximadamente, lo congelo y así tengo para el resto, cuando lo voy a consumir lo saco del congelador dejo que se descongele unos 20 minutos y  esta como recién hecho, además cada semana hago un pan diferente probando algunas harinas nuevas que he ido adquiriendo ( ya iréis viendo las recetas conforme las vaya publicando ) y es toda una sensación de sabores nuevos que nunca habíamos probado por lo menos en mi casa. Estoy encantada, menuda satisfacción hacer pan por ti misma y que tenga ese sabor, además del olor a pan recién horneado que se queda en casa ummm que rico¡¡. En esta ocasión os traigo una receta de pan de molde integral que a mi me encanta, ese sabor dulce que tiene, tan tierno.. se me hace la boca agua solo pensarlo jejeje, además para los niños es un pan genial a mi peque de 3 años le encanta y mami se queda muy tranquila por que sabe que se esta comiendo un pan muy sano, sin colorantes ni aditivos artificiales y además hecho con harinas de calidad.
Para este tipo de pan necesitareis una buena maquina de amasar, ya que  para que el pan de molde quede perfecto, la masa debe alcanzar un desarrollo total del gluten y esto se consigue con mucha mas facilidad y mínimo esfuerzo a maquina,( yo lo hago con mi Mum de Bosch estoy encantada con ella me hace unas masas estupendas), también podéis hacerlo a mano pero con mucha paciencia ya que os llevara bastante tiempo jejeje. Así que hay os dejo con la receta y ya me contáis que tal os ha parecido.
 
 
INGREDIENTES (para un pan de unos 900 g ):
- 250g de harina de fuerza.
- 250g de harina integral.
- 40g de azúcar.
- 30g de leche en polvo.
- 10g de sal.
- 50g de miel.
- 40g de mantequilla a temperatura ambiente.
- 8g de levadura seca de panadero.
- 280/320 ml de agua ( según la que admita el tipo de harina que utilicéis ).
 
ELABORACION:
Colocamos todos los ingredientes en la maquina de amasar menos la mantequilla, yo de agua use 280 ml pero eso ya depende del tipo de harina ya que no todas absorben la misma cantidad,  yo os aconsejo ir añadiéndole el agua poco a poco, siempre es mejor rectificar de agua que no pasarnos con ella y tener que echar mas harina, de todas maneras tened en cuenta que la masa no debe quedar seca. Ponemos el gancho amasador y amasamos en la velocidad 3 durante 2/3 minutos hasta integrar bien todos los ingredientes.
 
 
Cuando se haya formado una masa agregamos la mantequilla a temperatura ambiente, aumentamos la velocidad al 4 y amasamos hasta que se desarrolle bien el gluten aproximadamente 10 minutos. La masa se ira volviendo cada vez mas y mas elástica como podréis observar en la ultima fotografía.
 
 
Para saber si el gluten se ha desarrollado completamente, haremos la prueba de la membrana, que consiste en coger un trozo de masa cuando esta ya veamos que esta bastante elástica y brillante, cogemos el trozo de masa y lo vamos a estirar suavemente entre los dedos, si se forma una membrana semitransparente que no se rompe con facilidad, estará lista. Esto es muy importante para los panes de molde sobre todo si queremos conseguir esa textura de los panes comprados. Si por el contrario la membrana se rompiera fácilmente, habría que amasarla unos minutos mas.
 
 
Una vez pasada la prueba de la membrana, colocamos nuestra masa en un bol ligeramente engrasado con un poco de aceite. tapamos con film transparente y dejamos reposar 60 minutos hasta que duplique su tamaño.
Podéis comprobar en la foto como esta la masa de burbujeante después de 1 hora de fermentación.
 
 
Ahora pasamos al formado, si deseáis darle forma de montañas como el de la foto hay que dividir la masa en tantas porciones como montañas queráis hacer, en esta ocasión la dividí en 2 porciones de 425g cada una. aseguraos de que cada porción es de igual tamaño para que salgan iguales y quede parejo el pan.
Boleamos cada porción y dejamos reposar 15 minutos tapadas con un paño.
Pasados los 15 minutos tomaremos cada bola y aplastamos ligeramente con las manos para desgasificar un poco.
 
 
Enrollamos cada porción de masa con mucho mimo cuidando de no desgarrarla y una vez enrolladas se procede a estirar cada pieza con el rodillo.
 
 
Una vez estirada la volvemos a enrollar con mucho cuidado, cuando lleguemos al final sellamos bien los bordes con los dedos y colocamos los rollitos en cada molde con la parte sellada hacia abajo.
 
 
En estas dos fotografías podéis ver como hacerlo con dos montañitas o con mas.
 
 
Dejamos levar hasta que la masa llene el 80/90% del molde.
Metemos al horno previamente precalentado a 190º posición numero 3, calor arriba/abajo , durante 35 minutos.
Si vemos que se nos dora demasiado por arriba le pondremos un poco de papel arbal por arriba.
Sacamos y enfriamos en rejilla.
Para comprobar si el pan de molde esta hecho podemos tomarle la temperatura con un termómetro de cocina y si su interior esta entre 92/96º estará listo.
 
 
si no alcanza la temperatura lo volveremos a introducir al horno unos minutos mas.
Y ya os podéis comer un pan de molde delicioso, que os aproveche.
 

 
 
 



























jueves, 7 de mayo de 2015

Pudin con sobras de bizcocho

 Cuantas veces hemos tirado alguna sobra de pan o restos de bollería que teníamos en casa por que se pusieron duros, seguro que muchas ¿ verdad ?, bueno pues hoy os traigo una receta muy sencilla para aprovechar esos restos que tenemos por casa sin tener que tirarlos a la basura. Este pudin lo hice con los recortes de la tarta de peppa pig que le hice a mi hija, salió buenísimo, duro lo que dura un céntimo en la puerta de un colegio jejeje ósea nada, así que hay os dejo la receta y espero que os guste.
 
INGREDIENTES:
- 400ml de leche.
- 250 g de bollería ( pan, magdalenas, bizcochos..).
- 1 huevo.
- 80 g de azúcar.
- 30 g de maicena.
- 1 rama de canela.
- la corteza de un limón.
- Canela molida.
- Caramelo liquido ( opcional ).
 
ELABORACION:
Cortamos los restos de bollería en trozos no muy pequeños.
Por otro lado infusionamos la leche poniéndola al fuego con la rama de canela y la corteza del limón, dejamos hervir un par de minutos, apartamos del fuego, tapamos y reservamos hasta que enfrié.
 
 
Una vez fría le retiramos la corteza del limón y la rama de canela, ponemos la leche en un bol y añadimos los restos del bizcocho troceado.
En otro recipiente batimos el huevo con el  azúcar, la canela molida y la maicena disuelta en un poco de leche, mezclamos bien y se lo añadimos a la mezcla de leche y bizcochos.
 
 
Engrasar el molde que vayáis a usar con un poco de mantequilla y verter en el la mezcla anterior.
(También podéis ponerle si queréis un poco de caramelo liquido en el fondo del molde y distribuirlo bien por las paredes, luego añadiremos la mezcla).
Metemos en el horno previamente precalentado a 180º, calor arriba/abajo, posición nº 3, durante unos 25/30 minutos.
 
 
Podéis comprobar si esta bien hecho introduciendo un palillo, si este sale seco estará listo, si no fuera así dejaremos un par de minutos mas.
 
 







domingo, 26 de abril de 2015

Pan de trigo y centeno con masa madre

Este pan lo hice ayer, esta mañana lo hemos comido para desayunar tostado con mantequilla y mermelada, toda una delicia para el paladar, ¡vaya cosa mas rica! , esta lleno de sabor y con un aroma indescriptible y  todo ello gracias a la masa madre, que sin duda marca la diferencia. Su elaboración es mucho mas larga ya que la masa madre necesita mas tiempo de levado para sacarle el máximo partido y que nos de panes con mas sabor y carácter, pero merece la pena de verdad, además si no disponéis de tiempo suficiente podéis meter la masa en la nevera y darle un levado mas lento ( retardar el proceso ) dejándola hasta un día sin que esta se estropee (cosa impensable en un pan elaborado con levadura cuyo tiempo de fermentación se limitara a unas 2 horas) y al día siguiente sacáis de la nevera, esperáis que se atempere un poco la masa y metéis directamente al horno ¡ no es genial ¡, un pan con todo su sabor y sin complicaciones de horarios de levado. Así que ya no tenéis excusa para hacer pan en casa eh¡¡ jejeje.
La masa madre que utilizo en esta receta es de centeno integral ecológico, toda una joya llena de sabor y nutrientes, la compro en el Amasadero que tiene unas harinas extraordinarias molidas artesanalmente a la piedra, gracias a lo cual estas mantienen el germen y el salvado, lo que me viene muy bien para mantener mis niveles de glucosa a raya, ya que estos evitan que mi azúcar en sangre se dispare y duran mas tiempo evitando así las hipoglucemias, creedme desde que descubrí los beneficios de la harina integral para mi diabetes no utilizo otra, estoy mucho mas controlada desde que consumo harinas integrales ya sea de ( centeno, espelta o trigo integral ) y procuro elaborar mis panes con mas de un 50% de harina integral ya que la harina blanca me eleva muchísimo el azúcar. esta es una de las multiples ventajas de elaborar tu misma el pan en casa, que lo puedes hacer a tu gusto y según tus necesidades modificar el tipo de harinas utilizadas, además de saber lo que comes en todo momento y comer un pan de calidad, que desgraciadamente ya se ven pocos. debido a los precios tan bajos que ponen las grandes superficies, a el pequeño comercio no le queda otro remedio que bajar también los precios para asi poder seguir vendiendo, pero el precio que tenemos que pagar por ello es comprar un pan de poca calidad,  elaborado con harinas pésimas y un monton de aditivos y conservantes para darle un sabor artificial al pan. ¡Señores hacer pan es muy sencillo y barato haceros un gran favor y elaborar vuestro pan en casa¡ veréis la gran diferencia.
Este pan lo podéis hacer con la masa madre que tengáis pero si la queréis de centeno solo tendréis que alimentar la vuestra con esta harina y estará lista. El paso a paso de como hacer la masa madre lo tenéis aquí, y ya si os dejo con la receta y no me enrollo mas, ya me contáis que tal os ha salido.
 
INGREDIENTES ( para un pan de unos 850 g):
- 240g de masa madre de centeno integral.
- 160 g de harina integral de trigo.
- 150 g de harina integral de fuerza ( podéis conseguirla aquí ).
- 100 g de harina de trigo blanca todo uso ( yo uso la de mercadona ).
- 100 g de harina blanca de fuerza mínimo 12% de proteínas ( yo compro la del lidl ).
- 140 ml de agua ( dependerá del tipo de harina utilizada, hay harinas que absorben mas agua que otras).
- 1 cucharada de azúcar.
- 12g de sal.
- 4 cucharaditas de semilla de lino ( podéis comprarlas en mercadona en la sección de perfumería donde están los productos adelgazantes ).
 
 
ELABORACION:
Comenzamos refrescando la masa madre la noche antes de la elaboración: Sacamos nuestra m. madre de la nevera, necesitamos para elaborar el pan 240g de masa madre mas 20 g que dejaremos en la nevera para futuros panes. en total necesitaremos 260 g de m.m, teniendo ya esto claro empezaremos con 20 g de m.m a la que le añadiremos 20 g de harina de centeno y 40 ml de agua ( la haremos al 200% de hidratación ya que la harina de centeno absorbe mucha agua y así no nos quedara tan espesa ), en total tendremos 80 g de m.m. dejamos fermentar toda la noche hasta el día siguiente en un sitio cálido ( mínimo unas 8 horas o hasta que suba y empiece a bajar de nuevo ).
Al día siguiente empezamos con esos 80 g al que le añadiremos 80 g de harina de centeno y 160 ml de agua ( en total tendremos 320 g de masa madre ), dejamos fermentar unas 3 o 4 horas en sitio cálido y cuando este llena de burbujas y haya duplicado su volumen estará lista. cogemos los 240 g y los ponemos en un bol grande ( con los 120g restantes haremos lo siguiente: guardamos 20 g en un bote de cristal y lo metemos en la nevera y los 100 g sobrantes lo desechamos), añadimos el agua y mezclamos bien hasta deshacer bien la masa, añadimos entonces las harinas, el azúcar, la sal y las semillas de lino. Mezclamos bien con la mano hasta integrar ( la masa debe pegarse ligeramente a las manos, por lo que si os queda demasiado seca le añadiremos un poco mas de agua, esto dependerá del tipo de harina utilizada ya que hay harinas que absorben mas agua que otras ) y dejamos reposar la masa unos 20 minutos ( este tiempo de reposo es para facilitar después el amasado).
 
 
Sacamos la masa del bol, la pasamos a la encimera y amasamos hasta que quede lisa ( no es necesario amasar demasiado ), pasamos a un bol limpio untado ligeramente con un poco de aceite y dejamos levar unas 3/4 horas en lugar cálido o (podemos retardar la primera fermentación metiendo la masa bien tapada en la nevera unas 12/24 horas ).
Transcurrido el tiempo del primer levado pasamos al formado del pan (importante para que el pan crezca adecuadamente), le damos la forma deseada bien redonda o alargada tipo batard, ponemos sobre un banneton o recipiente de mimbre similar cubierto con un paño de lino o algodón y espolvoreado generosamente con harina ( yo uso una cestita de mimbre redonda que compre para ello y me funciona muy bien) tapamos y  damos una segunda fermentación de unas 2 horas. Llegados a este punto también podemos retardar la fermentación si no queremos elaborar el pan en ese momento y meter la masa en la nevera unas 8/12 horas.
 
 
Una vez transcurrido el tiempo de la segunda fermentación, greñamos la masa ( hacemos el corte en el pan ) con ayuda de un cuchillo  bien afilado o una cuchilla de las de las maquinillas de afeitar y metemos al horno,  lo ideal para que el pan quede crujiente es que haya vapor ,lo cual se consigue metiendo unas piedras ( lo ideal es que sean volcánicas) dentro de una bandeja metálica en el fondo del horno y echando agua en el momento de meter el pan.
 
 
 yo es el método que utilizo y la verdad es que me funciona muy bien, pero si no disponéis de piedras podéis pulverizar las paredes del horno con agua los 10 primeros minutos de horneado.
Metemos el pan al horno previamente precalentado a 250º posición nº 3, calor solo abajo los primeros 10 minutos, echamos medio vaso de agua sobre las piedras y cerramos rápidamente el horno, horneamos 10 minutos. Pasados los 10 minutos retiramos las piedras, bajamos la temperatura a 200º y ponemos calor arriba/abajo, horneamos unos 35 minutos mas.
Pasados los 35 minutos dejamos dentro con el horno apagado 5 minutos, transcurridos los 5 minutos entreabrimos la puerta del horno y dejamos otros 10 minutos mas.
 
 
Sabremos que nuestro pan esta listo si al golpear la base con los nudillos este suena hueco. Dejamos enfriar por completo antes de cortar sobre una rejilla.
 






domingo, 19 de abril de 2015

Como hacer masa madre paso a paso

En el articulo anterior os hable un poco sobre la masa madre si queréis mas información podéis verla aquí, y ahora os voy a explicar como elaborar una masa madre en casa paso a paso, veréis que es fácil y además divertido si no ya me contareis jejeje, pues bien para crear en casa nuestra masa madre necesitaremos:
- Un bote de cristal ( al ser de cristal podremos ver en todo momento como evoluciona nuestra masa madre ).
- Harina integral.
- Agua mineral embotellada.
El proceso durara 4 días ¿ estáis preparados ? pues vamos allá.
 
PASO A PASO DE LA MASA MADRE:
inicio: Mezclaremos la misma cantidad de harina integral que de agua, la cantidad os la dejo a vuestra elección, lo que si deberéis tener en cuenta es que el bote no se llene mas de la mitad. Mezclamos la harina y el agua ( y la dejamos reposar en un lugar tranquilo ( yo la preparo por la noche y así esta mas tranquilita jejeje ).
 
 
Yo puse 100g de harina integral de mercadona y 100 ml de agua, la elección del bote no fue muy adecuada después veréis por que jejeje. Mezclamos bien, cerramos el bote y dejamos reposar en un sitio tranquilo y cálido durante 24 horas.
 
DIA 1:
Después de 24 horas no hay grandes signos de actividad, la masa se ha asentado un poco y apenas se ve una burbuja en la superficie como podéis ver en la primera fotografía.
 
 
Llego la hora de alimentar a nuestra masa madre, os aconsejo que llegados a este punto tiréis la mitad de la masa madre ( yo no lo hice me dio pena tirarla y ya veréis que paso jejeje ), volvemos a alimentarla: misma cantidad de harina que de agua, mezclamos, cerramos el bote y hacemos una pequeña marca con rotulador para poder comprobar como crecerá nuestra masa. dejamos reposar otras 24 horas en lugar cálido y tranquilo.
 
DIA 2:
Ya hay señales de vida ¡esto marcha¡, la masa esta llena de burbujas, ha crecido y además huele a levadura.
 
 
Al igual que el día anterior desechamos la mitad de la masa ( yo no lo hice me daba pena jejeje) y rellenamos de nuevo con la misma cantidad de harina que de agua, removemos , tapamos, hacemos otra marca con rotulador señalando el día y dejamos reposar otras 24 horas.
 
 
DIA 3:
La masa madre esta llena de burbujas a crecido muchísimo  y amenaza con salirse del bote jejeje (eso me pasa por no querer desechar la mitad de la masa en cada alimento, ahora ya sabéis por que os aconsejaba hacerlo), al final tuve que cambiarla a un bote mas grande.
 
 
Volvemos a alimentarla con la misma cantidad de harina que de agua sin olvidarnos de desechar la mitad de la masa madre, si no al día siguiente habrá invadido toda la casa jejeje. Cerramos el bote, lo volvemos a marcar con rotulador señalando el día y dejamos reposar otras 24 horas.
 
 
DIA 4:
La masa madre se habrá colapsado lo sabremos por que sube y vuelve a bajar dejando restos de masa madre en el cristal, esto quiere decir que nuestra masa madre esta lista, muy activa y llena de burbujas, (aunque el colapso no es el mejor momento para utilizar nuestra masa madre, es mejor anticiparse y usarla cuando este en proceso de crecimiento).
 
 
Así que volvemos a alimentarla con la misma cantidad de harina que de agua, hacemos de nuevo una marca en el bote señalando el día, cerramos y dejamos reposar otras 24 horas.
 
 
DIA 5:
Ya tenemos nuestra masa madre lista para utilizar, ha ocupado casi todo el bote¡¡ casi la vuelvo a liar jejeje. Ahora tenemos varias opciones:
- Usarla para hacer pan.
- Meterla en la nevera hasta que queramos utilizarla ( mas adelante explicare como reactivarla para volver a usarla ).
- O la podemos aclarar ¿ que quiere decir esto ?, pues ir alimentándola pero esta vez con harina blanca para que sea una masa madre mas versátil ya que una masa madre blanca nos servirá para hacer panes tanto blancos como integrales, pero una masa madre integral solo hará panes integrales ya que aunque utilicemos harina blanca para elaboración del pan esta manchara la harina y la convertirá a integral.
Para ir aclarándola simplemente tiramos otra vez la mitad de la masa y rellenamos el bote con la misma cantidad de agua que de harina pero esta vez blanca, así un par de días.
 
 
NOTAS:
Si hace mucha calor la masa madre reaccionara mas rápido antes de 24 horas, por lo que habrá que adelantar los pasos y alimentarla 2 veces al día. Si ves que no ha subido en tres días y huele mal, tírala y hazla de nuevo, puedes probar a poner una cucharada de yogurt natural desnatado en la mezcla inicial.
Aunque siguiendo bien los pasos no tendréis problemas, es mas a mi me salió a la primera y de echo es la masa madre que conservo desde entonces y me hace unos panes riquísimos  vamos que la mimo casi igual que a mi hija jejeje.
Espero que disfrutéis de ella y os haga panes extraordinarios.
 
 
 
 



















Masa madre: ¿que es y para que se utiliza?


  Desde que empecé a hacer pan en casa me he adentrado de lleno en el mundo panarra por eso hoy voy a hablaros un poco de la masa madre, que es y para que se utiliza.
Pues bien la masa madre no es mas que un fermento natural compuesto de harina y agua, su función es la misma que la de la levadura ( levar el pan y que este suba ) pero sin añadirle ningún tipo de levadura, solamente con agua y harina  ya que en la propia harina hay multitud de levaduras y bacterias que provocan la fermentación de las masas de manera espontanea. En unos días de proceso lograremos esto ¡ no es fantástico ¡. antiguamente no existía la levadura y este era el método natural que se utilizaba.
 La principal función de la masa madre es darle a nuestros panes un sabor y aroma inigualables, creedme que un pan hecho con masa madre ¡se nota¡, además hara que nuestros panes se conserven por mucho mas tiempo ( a mi me ha llegado a durar en buenas condiciones hasta 7 días, impensable en un pan comprado en grandes superficies que a la media hora ya es una goma de mascar..) ya que esta actua como fungicida evitando asi el enmohecimiento de nuestro pan.
Su elaboración es sencilla y cualquiera con un minimo de interés puede fabricarla en casa, solo necesitareis para comenzar harina integral, agua y paciencia ya que el proceso es lento, además de eso necesitareis ponerle un poco de atención semanalmente ya que luego habrá que mantenerla para que nos dure toda la vida. Si, si habéis leído bien, una vez hecha la masa madre si la cuidáis os durara toda la vida ¿ no os parece algo maravilloso ?, pues bien como he dicho antes la masa madre esta compuesta de harina y agua y toda una población de levaduras y bacterias que están presentes en la harina que con algo de temperatura y un poco de agua estas van digiriendo los azucares de la harina y se produce la fermentación. El gas producido por esta fermentación es el que apreciaremos en las burbujas de la masa madre cuando esta activa y que darán ligereza a nuestros panes.
En todas las harinas hay presentes levaduras y bacterias pero hay una mayor proporción de ellas en la harina integral ( centeno, espelta, trigo integral..), por eso es mucho mas fácil comenzar una masa madre con harina integral que con harina blanca. Por tanto las características de cada masa madre dependerá del tipo de harina utilizada y la cantidad de agua que se le añada.
 La tasa de hidratación de la masa madre indica la cantidad de agua por cantidad de harina por lo que una masa madre al 100% de hidratación significa que tiene la misma cantidad de agua que de harina  ej: 20g de harina / 20ml de agua ( esta es la proporción que yo utilizo normalmente ) y una masa madre al 200% de hidratación significa que tiene el doble de agua que de harina ej: 20g de harina /40ml de agua ( esta la suelo utilizar cuando hago masa madre con harinas que absorben mucha agua como la de centeno y asi no me queda muy espesa y me resulta mas comoda para trabajarla a la hora de hacer pan con ella ).
Una vez hecha nuestra masa madre podremos conservarla de por vida y para ello la meteremos en la nevera hasta que queramos usarla ¿ y por que en la nevera ?, por que si la dejásemos fuera a temperatura ambiente tendríamos que alimentarla diariamente con agua y harina para mantenerla viva, de esta manera si la metemos en la nevera con el frio la masa madre se adormece y no necesita ser alimentada a diario, asi puede aguantar meses ( es normal que se asiente y se cree una capa gruesa de color grisáceo y huela un poco acida), cuando queramos usarla para hacer pan solo tendremos que sacarla, ponerla a temperatura ambiente y alimentarla con harina y agua.
Ya que sabeis que es la masa madre y como se conserva pasaremos a aprender como se hace paso a paso.