martes, 28 de julio de 2015

Helado de vainilla con nueces pecan caramelizadas


Este helado es el preferido de mi marido, antes de tener la heladera lo compraba semanalmente en mercadona, que de hay es de donde saco esta receta y es que teniendo yo una heladera era tontería no probar haber que tal salía la receta hecha en casa asi que asi lo hice y aquí lo teneis " Helado de vainilla con nueces pecan caramelizadas y salsa de caramelo salado " , riquísimo nada que envidiarle al comercial, eso si un poco de labor tiene el realizarlo pero al final os compensara su sabor y si además teneis al esposo contento mejor jejeje, asi que hay os dejo la receta y espero que os guste ya me contáis.
 
INGREDIENTES (para 1 litro de helado aproximadamente ):

Para el helado de vainilla:
- 250 ml de leche entera.
- 250 ml de nata liquida minimo 35% matera grasa.
- 6 yemas de huevo.
- 120 g de azúcar.
- 40 ml de azúcar invertido.
- 1 vaina de vainilla.
 
 
Para caramelizar las nueces pecan:
- 50 g de nueces pecanas ( podeis encontrarlas en Carrefour ).
- 30 g de miel.
- 10 g de mantequilla.
 
Para la salsa toffee:
- 170 g de azúcar.
- 120 ml de nata liquida para montar.
- 60 g de mantequilla.
- 1/2 cucharadita de sal.
 
 
ELABORACION:
Del helado de vainilla ( podéis ver el paso a paso aquí ): Ponemos al fuego en un cazo la leche y 60 g de azúcar, añadimos la vaina de vainilla abierta y sus semillas ( que habremos sacado previamente con ayuda de un cuchillo), cuando rompa a hervir retiramos del fuego y dejamos infusionar unos minutos tapada.
En un bol aparte batimos las yemas con el resto del azúcar y el azúcar invertido hasta blanquear. Incorporamos a las yemas la leche una vez templada poco a poco en hilo con ayuda de un cucharon y removiendo constantemente para evitar que se cuajen las yemas, una vez toda la leche este incorporada, volvemos a ponerla al fuego, sin dejar de remover y sin que hierva, hasta que espese ligeramente. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y cuando este fría meteremos a la nevera.
Caramelizar las nueces pecanas: Ponemos la miel y la mantequilla en un cazo al fuego y removemos hasta que este todo bien mezclado. incorporamos las nueces ( peladas y enteras) y seguimos removiendo hasta que se haga caramelo.
Sacamos cuando hayan perdido la humedad y las ponemos sobre papel de horno separadas entre si hasta que enfríen por completo.
 
 
Para elaborar la salsa toffee:
En un cazo ponemos el azúcar al fuego y dejamos calentar a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva y se forme un caramelo oscuro ( cuidando que no se queme si no amargueara ), retiramos del fuego y agregamos la mantequilla a trocitos, la sal y removemos bien hasta integrar, añadimos entonces poco a poco y sin dejar de remover la nata ( templada ), volvemos a poner al fuego un par de segundos y retiramos. dejar enfriar.
Mantecamos el helado del vainilla en la heladera y cuando este casi listo incorporamos las nueces pecan caramelizadas picadas ( reservando algunas enteras para la decoración final ) y la salsa toffee sin dejar que se mezcle demasiado.
 
 
Pasamos el helado al recipiente donde lo vayamos a congelar, poniendo el fondo una capa de salsa de toffee y encima de esta el helado de vainilla. Decoramos con las nueces enteras caramelizadas.
 
 
 
 
 
 

















lunes, 20 de julio de 2015

Como se hacen los boquerones en vinagre. Receta


 Los boquerones en vinagre son típicos aquí en la zona de Cádiz, no hay bar de tapas que no los tenga en su carta, ya sean en montadito o con un picadito de ajo y perejil están buenísimos y si lo acompañamos con una cervecita bien fría mejor todavía. Es una receta sencilla de preparar en casa y que necesita de muy pocos ingredientes para su elaboración, lo único mas laborioso es limpiar bien el pescado pero con un poco de paciencia todo solucionado ( a no ser que tengáis un pescadero muy buena gente y os quiera hacer el favorcito jejeje). Tendremos que tener en cuenta que al ser una elaboración de pescado sin cocinar habrá que congelarlos una vez hechos para prevenir riesgos con el anisakis, esto es bien sencillo una vez preparados y cubiertos con el aceite de oliva procedemos a congelarlos en un tupper tapado 24/48 horas tiempo en el cual si hubiese algún anisakis por hay suelto moriría a estas temperaturas. Hay os dejo con la receta disfrutadla.
 
INGREDIENTES ( Para 4 personas ):
- 1 kilo de boquerones medianos.
- 1 litro de vinagre de manzana.
- Aceite de oliva.
- Ajo.
- Perejil.
-Sal.
 
 
ELABORACION:
Primero procedemos a limpiar el pescado poniéndolos en agua muy fría, cogemos un boquerón y con mucho cuidado quitamos la cabeza, tirando de ella sacaremos también las tripas, introducimos ligeramente el dedo dirección a la cola y limpiamos los restos que hayan quedado,( de esta manera el boquerón queda abierto pero sin separar los lomos), ahora procedemos a quitarle la espina central con cuidado de no romper el pescado. Lo lavamos bien bajo el grifo y lo ponemos sobre un bol con agua helada, así con todos los pececitos.
Una vez todos limpios los vamos sacando y secando ligeramente y los ponemos ordenadamente sobre un recipiente hondo, 
 cubrimos los boquerones con el vinagre dejándolos macerar unos 45 minutos, estarán listos cuando estén blancos.
 
 
Una vez listos los sacamos del vinagre y los vamos colocando ordenadamente por capas en otro recipiente con la piel hacia abajo, cubriendo cada capa con aceite, ajo picado y perejil.
Para evitar riesgos con el anisakis los congelaremos tal cual tapados en un tupper unas 24/48 horas.
 
 
Una vez hechos los boquerones aguantaran metidos en la nevera una semana aproximadamente y si decidís dejarlos congelados para que os duren mas tiempo yo os aconsejo congelarlos por tandas para así ir sacando solo lo que vayáis a consumir.
 
 
Y listos para consumir.
 
 
 
 
 
 
 



























jueves, 16 de julio de 2015

Ensalada de salmon con vinagreta de mango

 Hoy os propongo una ensalada rica y refrescante para estos días tan calurosos, además es sencilla de preparar y muy completa ya que el salmón que lleva como ingrediente aporta las raciones de proteínas necesarias, además de grasas saludables como es el omega 3 que ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares, el mango aporta la porción de fruta y la lechuga y los pimientos la porción de verduras, ya solo quedara completarla con algo de hidratos de carbono de absorción lenta ( arroz, pasta, patatas..), una receta muy adecuada para estos días en los que solo nos apetece comer poquito y fresco pero sin renunciar a los nutrientes que necesitamos diariamente.
 Una ensalada diferente ya que el contraste del mango con el Salmon es espectacular, os animo a probarla y a que me digáis que os ha parecido, a mi me ha encantado.
 
INGREDIENTES ( para 4 personas ):
- 300 g de salmón fresco en un trozo.
- 100 g de mezcla de lechugas.
- 2 pimientos rojos.
- 2 cucharadas de pepinillos en vinagre.
-2 cucharadas de alcaparras.
- Aceite de oliva.
-Sal.
- Pimienta negra molida.
 
Para la vinagreta de mango:
- 1 mango.
- 100 ml de aceite de oliva.
- 2 cucharadas de zumo de limón.
- pimienta negra molida.
- sal.
 
 
ELABORACION:
Primero asaremos los pimientos rojos en el horno, los lavamos bien y los ponemos sobre la bandeja de hornear que habremos forrado previamente con papel arbal, metemos al horno a 250 º, calor arriba/abajo, posición nº 2, durante unos 35/40 minutos.
Una vez asados los dejaremos entibiar, los pelamos y cortamos en tiras. pelamos el mango y cortamos en dados del mismo tamaño, reservando los recortes sobrantes para preparar la vinagreta.
 
 
Ponemos en el vaso de la batidora los recortes del mango sobrantes, el zumo de limón y el aceite de oliva. Salpimentamos y trituramos hasta obtener una salsa suave y emulsionada. Cortar el salmón fresco en dados del mismo tamaño y sazonarlos con sal y pimienta.
Doramos los dados de salmón en una sartén con un poco de aceite 30 segundos por cada lado. Repartimos las lechugas en los platos, añadimos los dados de mango, las tiras de pimiento asado, as alcaparras y los pepinillos troceados. Aliñamos con la vinagreta de mango.
 
 
 
 
 








martes, 14 de julio de 2015

Helado de chocolate


Con este calor ¿a quien no le apetece algo fresquito ?, aquí os traigo un helado de chocolate casero hecho con una base de crema inglesa ( podéis ver aquí el paso a paso de su elaboración ), fácil de hacer y sobre todo muy rico de comer, a mi pequeña le encanta y al padre también jejeje así que hay os dejo la receta y espero que os guste.
 
INGREDIENTES ( para 1 litro de helado aproximadamente ):
 
Para la crema inglesa:
- 500 ml de leche entera.
- 6 yemas de huevo tamaño L.
- 150 g de azúcar.
- 1 vaina de vainilla.
 
Para el helado de chocolate:
- la crema inglesa.
- 300ml de nata para montar ( mínimo 35% materia grasa ).
- 15 g de café soluble.
- 20 g de cacao puro en polvo para postres.
- 50 g de azúcar invertido.
- 50 g de chocolate fondant o gotas de chocolate.
 
 
ELABORACION:
De la crema inglesa: ponemos la leche en un cazo con 100g de azúcar y la vaina de vainilla abierta con sus semillas, calentamos al fuego y cuando rompa a hervir retiramos.
Dejamos que infusione unos minutos tapada.
En un bol aparte batimos las yemas con el resto del azúcar hasta que estas blanqueen. Incorporaremos la leche a las yemas batidas poco a poco y sin dejar de remover para que estas no cuajen, retiramos la vaina y volvemos a poner la mezcla al fuego (sin que llegue a hervir), removiendo continuamente hasta que la crema espese ligeramente y La dejamos enfriar .
Podéis ver el paso a paso de la elaboración de la crema pinchando aquí.
 
 
El helado: Ponemos en un cazo la mitad de la nata junto al café, el cacao en polvo y el chocolate fondant y calentamos a fuego lento hasta que el chocolate se haya disuelto por completo ( con cuidado que no se queme ), incorporamos entonces el resto de la nata y el azúcar invertido, mezclamos bien.
Añadimos esta mezcla a la crema inglesa con ayuda de un cucharon poco a poco sin dejar de remover y dejamos enfriar en la nevera.
 Una vez bien frio mantecaremos en la heladera, podéis añadir trozos de chocolate picados, un poco de sirope de chocolate por encima y listo para comer.
 
 
















viernes, 3 de julio de 2015

Bollos sevillanos integrales

 El bollo sevillano es un pan hecho con harina candeal también conocida como harina recia, es un pan con una hidratación bastante baja por lo que su miga es prieta y densa muy parecida a la de los panes catetos, su amasado es difícil debido a la baja proporción de agua que tiene por lo que el refinado de la masa se consigue a base de ir estirándola con un rodillo, hasta que adquiere una textura lisa.
Pero el bollo sevillano de hoy es un bollo hecho a mi manera sin harina recia, con masa madre de centeno, harina integral y harina de fuerza blanca en menor proporción, ya  sabéis que me encantan los panes integrales así que esta es mi versión integral para el bollo sevillano, quedando un bollo de miga menos prieta pero muy gustoso de sabor así que hay os dejo la receta y espero que os guste.
 
INGREDIENTES ( para unos 7 bollos de unos 95g cada uno):
- 100g de masa madre de centeno.
- 150g de harina de fuerza integral.
- 50g de harina de centeno.
- 100g de harina de fuerza blanca.
- 150g de harina blanca normal.
- 1 cucharadita de azúcar.
- 12g de levadura fresca  ( diluida en 10 ml de agua ).
- 10g de sal.
- 225ml de agua ( dependerá de lo que absorba cada harina ).
 
 
ELABORACION:
La noche antes sacaremos 20g de masa madre del frigorífico para refrescarla, le añadimos 50g de harina de centeno y 50 ml de agua, con lo cual al día siguiente tendremos 120 g de masa madre lista para usar pero como solo necesitamos 100 g, guardaremos los 20 g restantes en la nevera para la elaboración de futuros panes. 
En un bol ponemos la masa madre, añadimos el agua y removemos bien para diluirla. Añadimos la harina de fuerza mezclamos y dejamos tapado una hora.
Una vez transcurrido el tiempo de reposo pasamos la mezcla a el bol de la amasadora , añadimos el resto de la harina, la levadura ( disuelta en el agua ), la sal y el azúcar. Amasamos a maquina 1/2 minuto al numero 1 y 5 minutos al numero 3. Hasta obtener una masa elástica y compacta.
Pasamos la masa a la superficie de trabajo y procedemos a extenderla con ayuda del rodillo hasta que alcance 1cm de grosor, plegamos la masa sobre si misma tres o cuatro veces  ( según el ancho ), la giramos 90º y volvemos a pasar el rodillo hasta dejar 1cm de grosor, repetimos el proceso un par de veces. Enrollamos la masa sobre si misma y dejamos reposar tapada 45 minutos.
Dividimos la masa en 7 porciones iguales de unos 110g cada una ( al hornearlas pesaran un poco menos ), refinamos cada porción con el rodillo dejando una masa estrecha y larga de 1cm de grosor. la enrollamos sobre si misma cerrando bien los extremos para formar los picos. en la ultima vuelta sellaremos con ayuda de los dedos muy bien el borde, hacemos rodar el bollo por la superficie de trabajo para sellar bien los bordes presionando ligeramente los extremos para que los picos no se pierdan y el bollo adquiera forma abombada.
 
 
Dejamos levar con el borde sellado hacia abajo sobre una bandeja de hornear con papel de horno, tapados con un paño unos 45/60 minutos. Antes de meterlos al horno le haremos un corte profundo con ayuda de una cuchilla o cuchillo afilado de pico a pico.
Metemos al horno previamente precalentado a 250º, posición nº 3, calor solo abajo 15 minutos con vapor ( ayudándonos de unas piedras volcánicas a las que le añadiremos un vaso de agua o pulverizando las paredes del horno con agua ).
Pasados los 15 minutos retiramos las piedras y bajamos la temperatura a 200º calor arriba/abajo durante 10 minutos.
Apagamos el horno y dejamos dentro con la puerta cerrada 5 minutos, pasados los 5 minutos entreabrimos la puerta del horno y volvemos a dejarlos dentro otros 10 minutos mas.
 
 
 
 
 
























miércoles, 24 de junio de 2015

Helado de queso y arandanos

 Si tuviera que elegir un helado entre todos los que he hecho hasta el momento sin duda escogería este y es que cuando lo hice y lo probé no podía parar de comer, dios que cosa mas rica¡¡, la verdad que llevaba mucho tiempo queriendo hacer un helado con frutas silvestres, pero no había tenido ocasión de comprarlas frescas, hasta que el otro día en el Lidl vi unas bandejitas de arándanos y no desaproveche la oportunidad, me hice con un par de ellas para ponerme de inmediato con la receta. Es un helado muy cremoso ya que lleva mucha cantidad de grasa  y azúcar así que si estáis con la operación bikini olvidaros de el jejeje, además es probarlo y no poder parar de comer así que para evitar tentaciones si estáis a dieta mejor no probarlo, queda avisado eh¡¡. Hay os dejo con la receta y espero que os guste y la disfrutéis tanto o mas que yo, eso si os aconsejo hacer el doble de la receta por que os va a durar lo que dura un céntimo en la puerta de un colegio o sea, nada jejeje.
 
 
INGREDIENTES (para un litro de helado):
- 350g de arándanos azules (frescos o congelados).
- 60g de azúcar.
- 2 cucharadas de zumo de limón.
-500ml de crema de leche ( nata fresca/creme fraiche ) podéis comprarla en mercadona en la sección de yogures.
- 250g de queso tipo philadelphia.
- 400ml de leche condensada.
- 1 cucharada de extracto de vainilla.
- 1/2 cucharadita de ralladura de limón.
- 1/4 de cucharadita de sal.
 
 
ELABORACION:
Ponemos los arándanos en una olla ( reservando un puñado para decorar ) a fuego medio junto a el azúcar y el zumo de limón, hasta que la mezcla hierva y los arándanos comiencen a explotar, entonces reduciremos el fuego al mínimo y dejaremos cocer unos 5 minutos o hasta que espese, moviendo continuamente, (es importante no dejar reducir mucho ya que si no al enfriar se nos quedaría duro como un caramelo y queremos que nos quede en textura como si fuese una mermelada).
 
 
Una vez listo colocamos la mermelada de arándanos en un recipiente y dejamos enfriar.
Aparte batimos el queso philadelphia con ayuda de una batidora de varillas hasta que quede una mezcla suave, agregamos entonces sin dejar de batir la leche condensada, la vainilla, la ralladura de limón y la sal, hasta que se mezclen por completo.
En otro bol montaremos la nata fresca hasta que se formen picos firmes, la incorporaremos con movimientos suaves y envolventes a la mezcla anterior hasta integrar por completo.
 
 
Metemos a enfriar la mezcla al frigorífico y cuando este bien fría la mantecamos en la heladera, cuando este listo echaremos en el fondo del recipiente donde vayamos a congelar el helado un poco de la mermelada de arándanos que habíamos preparado anteriormente ( asegurándonos que este bien fría si no descongelaría el helado ), vertemos encima la mitad del helado, formamos remolinos con la punta de un cuchillo para mezclarlo ligeramente, volvemos a echar un poco de mermelada encima de este y la otra mitad del helado, volvemos a remover. repartimos los arándanos que habíamos reservado por encima y metemos al congelador.
 
 
Si la mermelada os quedara muy densa, una manera de solucionarlo seria ir añadiendo cucharaditas de agua caliente e ir removiendo la mezcla hasta obtener la textura deseada, echando el agua poco a poco ya que tampoco queremos que se nos quede demasiado liquida.


























martes, 23 de junio de 2015

Pan con harina de Tritordeum

 Mi idea era hacer un pan con un cereal diferente, así que tras haber realizado algunas recetas de pan y haberme adentrado de lleno en el mundo panarra, hoy os traigo un pan con una harina totalmente distinta a las habitualmente utilizadas. Un pan hecho con harina de Tritordeum. Para los que no habéis oído hablar de ella os diré que el tritordeum es un nuevo cereal natural que nace de la combinación del trigo duro y una cebada silvestre procedente de chile y argentina, tiene la acreditación de especie cultivada natural y destaca sobre todo por su color amarillo, su sabor y su aroma, además de por las múltiples propiedades beneficiosas que posee para la salud, entre ellas la de ser un cereal mas digerible y digestivo ya que contiene menos gluten que el trigo común, además contiene hasta 10 veces mas luteína ( un antioxidante que protege los ojos de la degeneración macular y de los efectos nocivos de la luz del sol ) que el trigo común, también ayuda a proteger la piel de los rayos uva y tiene efectos positivos sobre el sistema cardiovascular, todo un tesoro al alcance de nuestra mano.
 yo la compro del Amasadero, ya que donde vivo es imposible de encontrar y la verdad que estoy encantada con ellos ya que son muy formales en las entregas y tienen unas harinas excepcionales, hay podréis encontrar cualquier tipo de harina que necesitéis.

 
El sabor de este pan me ha encantado, es un pan muy sabroso y aromático muy diferente a otros panes que he probado, el único inconveniente que tiene es que es una harina un poco dificultosa para trabajarla por si sola ya que la masa tiende a no mantener el formado y hace difícil su manipulación, por eso es mejor mezclarla con algo de harina panadera o de fuerza, pero es solo cuestión de practica, una vez que consigues dominar la técnica no habrá pan con harina tritordeum que se te resista, además merece la pena si no ya me contareis, así que hay os dejo con la receta y con el paso a paso del formado del batard que mi trabajo me costo sacar fotos medio decentes ya que estaba sola, así que imaginaros la que puede liar formando el pan con una mano y con la otra aguantando la cámara ¡ con lo que pesa ¡ jejeje, pero bueno creo que por lo menos servirá para que os hagáis una ligera idea de como se hace, espero que os guste.

INGREDIENTES ( para un pan de unos 750/800g):

Para el poolish:
- 245 g de harina panadera o de fuerza.
- 245 ml de agua.
- 3 g de levadura seca de panadero.

Para el pan:
- 265g de harina tritordeum.
- 100 g de  harina panadera o de fuerza.
- 130 ml de agua ( la cantidad dependerá del tipo de harina utilizada ya que no todas las harinas adsorben la misma cantidad de liquido ).
- 12 g de sal.


ELABORACION:
Del poolish: que no es mas que un prefermento que prepararemos la noche anterior a la elaboración del pan, el cual mejorara notablemente el sabor y el aspecto final de este.
La noche anterior mezclaremos todos los ingredientes en un recipiente y los dejaremos a temperatura ambiente unos 35 minutos hasta que veamos que empiezan a salir las primeras burbujas, tapamos bien el envase y metemos al frigorífico hasta el día siguiente que lo vayamos a utilizar para hacer el pan.

 
Al día siguiente sacamos el prefermento de la nevera y lo incorporamos con el resto de los ingredientes en el bol de nuestra maquina amasadora ( menos el agua que la iremos agregando poco a poco según lo vaya necesitando la masa, siempre es mejor tener que rectificar de agua que no de harina ya que desestabilizaría la receta). Programamos la maquina (en mi caso en el numero 3 con mi mum de Bosch) y amasamos bien hasta integrar.


Vamos añadiendo el agua poco a poco como os dije anteriormente según lo vaya necesitando, recordar que la masa no debe quedar excesivamente húmeda pero tampoco seca, el punto medio esta en que debe pegarse a las manos ligeramente. Seguimos amasando hasta que la masa se vaya volviendo cada vez mas lisa y elástica, siempre podéis dejar a algún ayudante de cocina como la que me busque yo para que te controle la masa jejeje. Cuando este bien elástica le haremos la prueba de la membrana como os explique con la receta del pan de molde para comprobar que este lista.


Hacemos una bola con la masa y la metemos en un bol ligeramente engrasado con aceite, tapamos bien y dejamos fermentar 1 hora.
Una vez la masa haya duplicado su tamaño la sacaremos cuidadosamente del bol, la pondremos sobre la encimera ligeramente enharinada ( pero sin pasarnos ) y procedemos al formado del batard.
Primero desgasificaremos la masa presionado suavemente con los dedos, después levantamos cuidadosamente un extremo y enrollaremos sobre si mismo sellando bien con los dedos.

 
 volvemos a levantar y volvemos a enrollar repitiendo la operación anterior sellando bien los bordes con ayuda de los dedos, así tres veces.

 
 al terminar la tercera vuelta nos tiene que quedar como si fuera una empanadilla, sellamos bien lo bordes para que el pan al hornearlo no se nos habrá por hay y hacemos rodar la masa  sobre la encimera para terminar de sellarlo bien.
Ponemos la masa en el banetton ligeramente enharinado ( si no disponéis de el podéis ponerla sobre un bol con un paño enharinado ) con el pliegue del borde hacia arriba, tapamos y dejamos fermentar unos 45 minutos.


Una vez transcurridos los 45 minutos volcamos la masa sobre la pala para horno (resulta muy útil en panadería ya que asi podremos tener la bandeja o en mi caso la piedra de hornear caliente dentro del horno y con ayuda de la pala metemos el pan que entra en contacto  inmediatamente con la piedra que ya esta caliente, esto ayuda a que el pan se seque y quede crujiente, pero si no disponéis de ella poneis el pan directamente sobre la bandeja del horno con papel de hornear), greñamos el pan con ayuda de una hoja de cuchilla o un cuchillo bien afilado ( pero que no sea de sierra ), el corte deberemos hacerlo limpio, con decisión y bastante profundidad ya que el pan crecerá en el horno y si hacemos los cortes muy superficiales al crecer estos desaparecerán.


 metemos al horno a 250º, posición nº 3,  calor solo abajo, con vapor (con las piedras de hornear calientes a las que le echaremos un vaso de agua como explique aquí ) durante 10 minutos. 
Pasados los 10 minutos, retiramos las piedras del horno, bajamos la temperatura a 200º y ponemos calor arriba/abajo durante 35 minutos.
Sabremos que el pan esta listo si al golpearlo con los nudillos este suena hueco.