miércoles, 20 de mayo de 2015

Tarta de frutas con crema pastelera y yema tostada

 
Esta tarta la hice para el cumpleaños de mi marido y de mi suegro que cumplen los años casi el mismo día. El año pasado le hice una a mi suegro la tarta botella de vino de fondant, la cual fue todo un éxito además de por que quedo preciosa y muy realista, por lo buenísima que estaba. Pero este año quería algo diferente, algo que fuese dulce pero a la vez refrescante e inmediatamente se me vino a la cabeza una tarta de frutas, pero no la quería con hojaldre, así que pensé que le iría bien un bizcocho de plancha bien calado con almíbar, relleno de dos capas de crema pastelera y una buena capa de yema tostada para cubrir la parte de arriba de la tarta, sobre la que pondría las frutas cortadas pintadas con brillo y los bordes bien cubiertos de nata montada. Pues bien este fue el resultado, una tarta tremendamente deliciosa, nada empalagosa y muy muy adictiva, queda avisado ehh¡¡. Es un poco laboriosa por que lleva muchos rellenos pero no es complicada de elaborar, así que os animo a que la hagáis y ya me contáis que os ha parecido. hay os dejo la receta.
 
INGREDIENTES (para una tarta de unas 12 raciones generosas):
 
Para la crema pastelera ( con estas cantidades cubriréis 2 capas de bizcocho ):
- 1 litro de leche entera.
- 4 huevos.
- 200 g de azúcar.
- 90 g de maicena.
- 2 cucharaditas de extracto de vainilla o 2 vainas de vainilla.
 
Para la yema tostada ( con estas cantidades tendréis para cubrir la base de la tarta ):
- 200 g de huevos ( 3 huevos tamaño "L" aproximadamente ).
- 200 g de azúcar.
- 90 ml de agua.
- 10 g de maicena.
 
Almíbar para calar el bizcocho ( para calar tres planchas de bizcocho ):
- 180 ml de agua.
- 180 g de azúcar.
 
Nata montada para decorar los bordes de la tarta (con estas cantidades sobrara ):
- 400 ml de nata ( mínimo 35% materia grasa ).
- 32 g de leche en polvo.
- 80 g de azúcar.
 
Bizcochos de plancha ( cantidades para una plancha de unos 32x28 cm aproximadamente la medida de la bandeja del horno):
- 3 huevos.
- La mitad del peso de los huevos de harina de repostería.
- El mismo peso de los huevos de azúcar.
 
Frutas para decorar nuestra tarta:
- Fresas.
- Kiwis ( amarillos y verdes ).
 
Para el brillo:
- 250 ml de agua.
- 4 cucharadas de azúcar.
- 1 sobre de brillo para tartas ( lo podéis encontrar en el lild ).
 
 
ELABORACION:
Comenzamos preparando la crema pastelera que deberá estar hecha con antelación para que este bien fría ya que si no no podremos rellenar nuestra tarta.
Calentamos la leche con las vainas de vainilla o el extracto lo que elijáis, dejamos hervir y apartamos del fuego tapando el cazo para que infusione y coja sabor. En un bol aparte mezclamos el azúcar con los huevos y la maicena disuelta en un poco de leche fría. Añadimos entonces la leche muy poco a poco en hilo y moviendo continuamente a la mezcla de los huevos para que no se cuajen. Una vez lo hayamos añadido todo lo volvemos a poner al fuego y calentamos hasta que cuaje sin dejar de remover. Dejamos enfriar la crema pastelera tapada con un film de manera que este toque la superficie de la crema para que esta no forme costra al enfriarse.
Una vez hecho esto prepararemos el almíbar, ponemos el agua y el azúcar en un cazo al fuego y llevamos a ebullición durante 1 minuto. Apartamos del fuego y dejamos enfriar ( llegado a este punto podéis aromatizar el almíbar con lo que queráis: zumo de frutas, esencias, piel de cítricos, ron.. yo no le puse nada).
 
 
Una vez tengamos esto listo preparamos los bizcochos que se harán en un santiamén jejeje.
Ponemos el horno a precalentar a 180 º y vamos preparando los bizcochos de uno en uno, podéis hacer cuantas capas de bizcocho queráis, yo en esta ocasión hice 3  bizcochos.
Pesamos 3 huevos sin cascara, pesamos la mitad de la cantidad de los huevos de harina y la misma cantidad del peso de estos de azúcar. Ponemos los huevos y el azúcar en el robot de cocina ( yo uso mi mum de Bosch ) y batimos hasta que queden bien montados ( tiene que quedar un masa blanquecina ), una vez bien montados añadiremos la harina tamizada y la incorporaremos a la mezcla manualmente con mucho cuidado y con movimientos envolventes.
Volcamos la masa sobre la bandeja del horno cubierta con papel de hornear y la estiramos con ayuda de una espátula o lengua dándole forma rectangular ( la masa debe quedar de un grosor finito ). Metemos al horno a 180 º posición nº 3, calor arriba/abajo, durante 12 minutos ( no mas ya que el bizcocho es muy fino y se hará rápido ). Sacamos del horno, le retiramos el papel de hornear con mucho cuidado y dejamos enfriar sobre una rejilla. Haremos los otros dos bizcochos de la misma manera.
 
 
Mientras se enfrían los bizcochos prepararemos la yema tostada, mezclando los huevos y el agua con la varilla manual despacio sin que forme espuma. los pasamos por un colador fino y ponemos la mezcla en un cazo al fuego. diluimos la maicena en un poquitín de leche ( muy poca¡¡) junto con el azúcar y lo añadimos todo al cazo. Calentamos a fuego medio hasta que espese como si fuera una crema pastelera, moviendo continuamente. Una vez lista, rápidamente la ponemos en un cazo al baño maría con hielo ( para evitar que se oxide y se ponga verde ), esta debe enfriarse muy rápido.
Una vez fríos los bizcochos pasamos a montar la tarta. Para montarla pondremos primero uno de los bizcochos sobre una base de cartón del mismo tamaño ( podéis encontrarlas en las grandes superficies mercadona, Carrefour e incluso en las tiendas de todo a 100 ), calamos bien el bizcocho con el almíbar que habíamos preparado anteriormente, rellenamos con una buena capa de crema pastelera que habremos metido anteriormente en una manga (para darle el mismo grosor al relleno por todos lados y proporcionarle estabilidad a nuestra tarta). Ponemos otro bizcocho encima, volvemos a calar con el almíbar y rellenamos con otra capa de crema. Colocamos encima de esta el bizcocho que nos queda, calamos con el almíbar restante y sobre el extendemos una fina capa de yema tostada, la espolvoreamos bien de azúcar y la quemamos con un soplete de cocina.
Cortamos las frutas que hayáis elegido y las vamos poniendo sobre la tarta ordenadamente. Ahora haremos el brillo, yo utilizo los sobres del lidl para tartas, solo tenéis que poner 250 ml de agua en un cazo junto a 4 cucharadas de azúcar y un sobre de brillo para tartas lidl, removemos bien hasta que el contenido del sobre este bien disuelto y llevamos a ebullición.
Extendemos el brillo con ayuda de una brocha por encima ( este paso tenéis que hacerlo con rapidez por que cuaja muy rápido ), una vez hecho esto montamos la nata, la cual deberá estar bien fría, añadiendo todos los ingredientes en la batidora, batimos con las varillas hasta que este bien montada.
Rellenamos la manga pastelera con ella y decoramos los lados de la tarta.
Esta tarta es muy importante que la conservéis en la nevera ya que tanto la crema pastelera como la yema tostada están hechas a base de huevos.
Espero que la disfrutéis ya me contáis como os ha salido.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
















8 comentarios:

Mi ratito del café dijo...

Me imagino la carita de tu suegro y marido cuando probaron esta tarta, porque menudo regalo tan delicioso les hicistes :) Y es que tartitas así son las que apetecen ahora, fresquitas y con la variedad de frutas que hay ahora. Una tarta digna de un cumple doble, claro que sí!!

1 besazo enorme y feliz miércoles wapa!!

Raquel Galin dijo...

Que, que me parece deliciosa y perfecta te ha quedado!!
Un beso

Julia Romero dijo...

Seguro que fue todo un éxito la tarta, solo hay que ver el colorido y el corte para saber que está deliciosa. Felicidades a los cumpleañeros! Bs.

carmen - Rezetas de Carmen dijo...

El toque de yema tostada me encanta, que original!

Libertad dijo...

La cara fue de venga que queremos hincarle el diente jejeje, la verdad es que estaba muy rica. Besitos para ti también guapa.

Libertad dijo...

Gracias Raquel, besitos.

Libertad dijo...

Gracias Julia, la verdad es que no quedaron ni las migas jejeje, estaba muy rica. Besitos guapa.

Libertad dijo...

La yema tostada le aporta un sabor y una textura muy pero que muy rica Carmen, te animo a que la pruebes y me cuentas. Besitos guapa.