viernes, 10 de abril de 2015

Como hacer pasta fresca casera paso a paso

Siempre he querido hacer pasta fresca en casa aunque me daba un poco de respeto, no se, me parecía un tanto complicado. pero os puedo decir que para nada lo es, todo lo contrario me sorprendió muchísimo lo fácil que es su elaboración, eso si, no os voy a engañar, aunque podéis hacer la masa a mano, es mejor si tenéis una buena maquina ya que es una masa que requiere un duro amasado, por lo que si no disponéis de ella os va a hacer falta mucha fuerza muscular, vamos que os vais a poner en forma jejeje y aunque podemos estirarla con rodillo y cortar los tallarines con cuchillo yo utilizo mi maquina de pasta la cual me facilita muchísimo el trabajo. estaba loca por hacerme con una y mi marido me la regalo estas navidades ( gracias cariño). El otro día me anime a probarla y nos comimos unos tallarines a la boloñesa buenísimos. La proporción será siempre 100 g de harina por cada huevo (tamaño M ) por si queréis aumentar las cantidades y los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente.
 
INGREDIENTES (para unos 600g de tallarines ya cocidos ):
-200g de harina de repostería.
- 2 huevos M
- 1 pizca de sal.
 
ELABORACION:
Comenzamos formando un volcán con la harina, abrimos un hueco en el centro y echamos echamos los huevos, añadimos un poquito de sal y batimos ligeramente con un tenedor.
 Si lo hacéis a mano: Empezar a incorporar la harina desde los bordes sin dejar de batir, poco a poco la mezcla tomara consistencia de crema. En este punto podemos empezar a utilizar las manos, seguimos incorporando harina y empezamos a amasar, amasamos como si fuese masa de pizza unos 10/15 minutos.
Si lo hacéis a maquina: Seguimos los mismos pasos anteriores y pondremos el gancho amasador en la maquina y amasamos durante unos 5 minutos a velocidad 2/3.
 
 
Al principio la masa tendrá muchos grumos pero poco a poco conforme se vaya amasando se volverá lisa y elástica. Si vemos que la masa esta muy pegajosa le añadiremos un poco de harina, por el contrario si resulta muy seca podemos añadir un poco de agua.
La masa estará lista cuando sea lisa, elástica y sin grumos, os tiene que quedar como la que veis en la fotografía.
 
 
Sabremos que esta lista si al hacer presión con el dedo sobre ella, esta recupera la forma rápidamente.
La envolvemos en film y metemos en el frigorífico unos 30 minutos. Pasado este tiempo podemos pasar a estirar la masa. La cortamos en dos trozos y cubrimos uno con film para que no se nos seque mientras trabajamos el otro. Ponemos harina en la superficie de trabajo y aplastamos la masa un poco con el rodillo, ajustamos la maquina de pasta en la abertura mas grande, metemos la masa y empezamos a estirarla, durante las primeras pasadas puede suceder que la pasta no se presente muy compacta y se deshaga con facilidad ( no preocuparos que no cunda el pánico jeje ), la doblamos sobre si misma y la volvemos a pasar hasta que la veamos bien compacta. La volvemos a doblar y a pasar por la abertura mas grande, cada una de las veces añadiremos ala masa un poco de harina ( para que no se nos pegue a la maquina ), así unas 3 veces mas. 
 
 
Vamos cerrando poco a poco los rodillos de la maquina y seguimos pasando la pasta que cada vez será mas fina. Lo mejor es llegar hasta el nº 5 si queremos hacer: espaguetis, tallarines.., o al nº 6 si vamos a preparar pasta rellena: raviolis, canelones. En este caso el grosor también dependerá del tipo de relleno.
Cuando hayamos estirado la pasta del grosor deseado, podemos utilizar los accesorios de la maquina para cortar la pasta en la forma deseada tallarines, espaguetis..
 
 
Una vez cortada la pasta hay que dejarla reposar en una bandeja con un paño limpio y cubierta de harina ( para evitar que se peguen entre si ). También podemos colgarla de unos colgadores especiales que venden para secar pasta fresca y así se secara de maravilla, pero como yo no tenia y tampoco pensaba comprarlos use como colgador una barra que tengo en la cocina, la verdad que me resulto bastante útil jejeje, hay lo podéis ver en la foto.
 
 
Una vez seca nuestra pasta procedemos a cocerla. Previamente tendremos preparada la salsa con la que acompañaremos nuestra pasta.
Para cocer la pasta fresca:
Ponemos abundante agua en una olla con sal gorda y la llevamos a ebullición. Una vez haya empezado a hervir añadimos la pasta ( eliminando la harina de exceso ) y la dejamos cocer ( el tiempo de cocción dependerá del grosor de la pasta ) de 2 a 4 minutos. Separándolas un poco con ayuda de un tenedor sobre todo al principio de la cocción para evitar así que se peguen.
Colamos el agua, escurrimos bien y listo para servir. Yo hice una salsa boloñesa y los acompañe así, estaban riquísimos.
 

 

4 comentarios:

Doris mis cosillas dijo...

Que buena...yo tengo la máquina y esta en el cajón sin usarla jolinessss que bien te quedo huuuuu.Bs

Libertad dijo...

Pues anímate y la prepara Doris, veras que satisfacción da comerte un plato de pasta hecha por ti misma, además es muy sencillo, besitos guapa.

Lara - OTRO DÍA PERFECTO dijo...

Hola guapa!!.. Qué maravilla. La verdad es que aún no me atrevo con la pasta fresca, más que nada porque no tengo la máquina, pero bueno, quizá más adelante porque lo que sí que tengo seguro es que debe salir buenísima.
Un beso grande.

Libertad dijo...

La verdad es que el sabor de la pasta fresca es diferente, además de estar mucho mas rica te quedas con la enorme satisfacción que supone comerte un plato de pasta fresca hecho por ti misma, asi que te animo a que la hagas guapa, besitos.